ORIGEN Y ENFOQUE DE LAS NORMAS

Los aspectos relacionados con la calidad, seguridad e inocuidad alimentaria, han motivado la aparición de normativas y estándares de referencia que contribuyen a la adopción de prácticas de eficacia reconocidas.

La introducción de sustancias que afecten a la inocuidad del producto alimentario puede ocurrir en cualquier punto de la cadena alimentaria, por lo que las empresas pertenecientes a la industria agroalimentaria han optado, como vía esencial para preservar sus productos en cuanto a calidad y seguridad, por adoptar los debidos controles a lo largo de toda esa cadena.

Las organizaciones que actúan dentro de esta cadena alimentaria varían desde los productores de alimentos, hasta fabricantes, operadores de transporte y almacenaje, etc., junto con una serie de organizaciones interrelacionadas tales como productores de equipamiento, material de embalaje, aditivos, ingredientes.

NORMAS

 

LAS NORMAS Y ESTÁNDARES DE REFERENCIA

Esta necesidad de las empresas pertenecientes a la cadena alimentaria, en cuanto a la demostración de su capacidad para controlar los peligros relacionados con la inocuidad de los alimentos, así como para hacer llegar un producto de calidad al consumo humano, es el origen de la Norma ISO 22000, así como de los Estándares BRC e IFS.

Estas tres normativas de referencia de Sistemas de Seguridad Alimentaria, integran los principios del Sistema de Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (APPCC) y las etapas de aplicación desarrolladas por la Comisión del Codex Alimentarius.

La Norma ISO 22000, al igual que los estándares IFS y BRC, expone una serie de requisitos y combinan el plan APPCC con programas de prerrequisitos (PPR). El análisis de peligros es la clave para la implementación de un Sistema de Seguridad Alimentaria eficaz. Por tanto, estas características citadas son comunes a los tres, y a partir ahí debemos de considerar una serie de matices, empezando por aspectos como su enfoque, alcance y origen.

 

Enfoque, Alcance y Origen

Los tres estándares muestran un enfoque alineado con la preservación de la seguridad y calidad del producto a lo largo de toda la cadena alimentaria. La Norma ISO 22000, muestra de forma más clara que los estándares IFS y BRC, su visión hacia la mejora continua del sistema, en sintonía con el esquema de las Normas de Calidad de la serie ISO 9000.

 

Enfoque

  • ISO 22000: Mejora Continua. Esquema de la Norma ISO 9001 de Sistemas de Gestión de la Calidad para un Sistema de Gestión de la Inocuidad del Producto basado en los principios del APPCC.
  • BRC: Seguridad, calidad y legalidad del producto. Respeta el esquema ISO 9001, detallando los requisitos de la Industria Alimentaria. Introduce PPRs, y de forma más explícita, los requisitos en industria alimentaria. Los programas de prerrequisitos figuran más desarrollados y existen también requisitos muy particulares de la distribución, como el control de cristales.
  • IFS: Seguridad, calidad y legalidad del producto. Al igual que el estándar BRC, respeta el esquema ISO 9001, detallando los requisitos de la Industria Alimentaria. Como en BRC, introduce PPRs, con una atención específica a los requisitos en industria alimentaria. Los programas de prerrequisitos también figuran más desarrollados y existen requisitos como el control de cristales.

Nueva imagen (34)

La exigencia de los consumidores, y del mercado en general, hace a las organizaciones demandar sistemas de gestión del aseguramiento de la calidad y seguridad alimentaria. En este contexto, y con la idea de atender a estas expectativas, nacen las normas y protocolos estudiados.

 

 

Origen

  • ISO 22000: Comité ISO. Necesidad de las empresas, que se ven sometidas a auditorías de protocolos muy similares.
  • BRC: Desarrollado por el organismo de distribución inglés para aquellos proveedores de productos de marcas blancas. Aprobado por la GFSI (Iniciativa Global de Seguridad Alimentaria).
  • IFS: Desarrollado por los organismos de distribución francés y alemán para aquellos proveedores de productos de marcas blancas. Aprobado por la GFSI.

 

Ejemplos de distintos distribuidores europeos, que exigen a sus proveedores el cumplimiento de alguno de estos estándares de la seguridad alimentaria, serían:

Nueva imagen (59)

  • BRC: Asda, Tesco y Sainsbury´s.
  • IFS: Carrefour, Aldi, Lidl, Alcampo, Sabeco, Hipercor, Mercadona.
  • BRC o IFS: Eroski, aunque también realiza auditorías con check-list propio.

Nueva imagen (61)

En países no Europeos (EEUU, Brasil, Turquía, China,…), como norma internacional, és más reconocida la Norma ISO 22000.

Tanto ISO 22000, como los estándares IFS y BRC, son de aplicación a la inmensa mayoría de compañías agroalimentarias.

 

 

Alcance

  • ISO 22000: Aplicable a cualquier organización implicada en el sector agroalimentario, tanto directa como indirectamente (productores, envasadores, elaboración, laboratorios, etc…).
  • BRC: Aplicable a cualquier industria alimentaria, sin incluir la producción primaria ni a la alimentación animal. Protocolo específico para envases. No aplicable a restauración.
  • IFS: Aplicable a cualquier industria alimentaria, sin incluir la producción primaria ni a la alimentación animal. No aplicable a restauración.

 

Sello_MUBER

 

Si necesita más información u orientación sobre qué norma implantar, no dude en contactar con el equipo de MUBER.